Senderismo o Yoga en movimiento

En nuestra mente tenemos la imagen del yoga como una práctica muy estática y que normalmente se practica en un lugar cerrado, o como una secuencia de estiramientos con unos beneficios particulares.  Pero el yoga es un concepto mucho más amplio en sánscrito significa unión, unión con el  cuerpo, con la  mente y con  el entorno.

En este concepto más ampliado del yoga, unificación con el entorno,  podemos practicar técnicas de respiración “pranayama”  cuando estamos en contacto con la naturaleza, lo que crea un escenario ideal para esta práctica.

El hecho de realizar una ruta de senderismo  ya sea en grupo o en solitario se puede aprovechar 15 minutos para practicar  un tipo de respiración completa por la nariz, desde nuestro bajo vientre hasta la parte superior del pecho,  haciendo inspiraciones y expiraciones completas a ritmo muy pausado, en cada inspiración disfrutamos de los distintos olores de la naturaleza,  esto va a provocar una sensación de recarga de energía y de apaciguamiento de nuestra mente, esa mente que por sí sola es incapaz de estar tranquila “va por libre”  es lo que se llama “mente de mono”.

El paseo por la naturaleza entre árboles de por sí transmite unas vibraciones positivas que ayudan a calmar esta “mente de mono”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.