La importancia de la recuperación. Sobreentrenamiento

 

 

Con el ritmo de vida actual y si practicamos algún deporte, no podemos descuidar la alimentación, generalmente asociamos una actividad deportiva

a un acto saludable pero puede convertirse en todo lo contrario. En nuestro caso la práctica de Aikido suele ser al final del día y si se hace con una cierta intensidad podemos caer en un síndrome de sobreentrenamiento con sus síntomas:

 

  • el organismo se desajusta
  • acumula fatiga
  • surge apatía
  • bajo rendimiento
  • sistema inmune debilitado
  • dormir poco

 

Inicialmente podemos estar tentados a recurrir a bombas energéticas para llegar al final del día con energía suficiente.

Por mi experiencia personal en un período de sobreentrenamiento con una alimentación dudosa y una recuperación inexistente he sufrido dos neumonías, varias infecciones.

Para corregir esta situación hay que reforzar la alimentación a veces con ayuda de suplementos como puede ser vitaminas de grupo B(muy importantes en el aporte de energía y regulación del sistema nervioso),

hidratación suficiente para aguantar el ritmo de entrenamientos, una buena hidratación nos v
a adar mayor resistencia frente al agotamiento. Y sobre todo después del ejercicio evitar posiciones estáticas ya que favorece la retención de líquidos, realizar estiramientos y tener en cuenta que a la hora de dormir es cuando se produce la recuperación más profunda y el mejor suplemento nocturno es la L-Glutamina
que favorece la regeneración muscular al mismo tiempo que activa nuestro sistema inmune el cual se encuentra muy debilitado las horas posteriores al ejercicio.
los días de descanso hay que procurar que sean días de recuperación, para ello:
  • Evitar hacer actividades que lejos de recuperarse, se acumule cansancio extra
  • Realizar duchas alternando agua fría y caliente para activar la circulación
  • Dar paseos cortos
  • sesión de estiramientos tipo yoga que nos ayudaran a eliminar toxinas
  • una siesta (el que pueda)
Categorías Aikido